Menú

Gatitos Bebés: Una Realidad Manejable

Escrito el 09 de Feb de 2016
Categorías: Comunidades,Gatuneando. 0 comentarios.

En época de calor, vacaciones, altas temperaturas y sol muchas gatas preñadas dan a luz.  Es así como podemos ver pequeños bebés, buscando alimento, maullando, jugando, no sabiendo bajar de algún sitio que, por curiosidad, treparon o  perdiendo el equilibrio al lavarse las patitas.  Aprender a alimentarse, olvidándose de su mamá y sumando alimentos nuevos a su dieta, hasta terminar con su lactancia, es una etapa bonita; que enternece.  Imposible no hacerlo con esos gatitos juguetones, que todo lo observan, los que cabecean de sueño pero tercamente luchan por no dormirse o aquellos que gustan de esconderse para luego cazarte la mano o el pie de sorpresa!

Los gatos, al encontrar alimento, agua y condiciones buenas para vivir, se reproducen.  Las estadísticas indican que 1 gata y su descendencia, en 7 años, dan vida a 420.000 nuevos individuos.  Medida ética y efectiva para controlar la población es la esterilización de machos y hembras.   Se ha visto que las matanzas, como método de control, no han sido efectivas ya que, cada vez más, se incrementa el número de animales a sacrificar porque la gente los esconde y los sigue reproduciendo y los sigue abandonando.  Los gobiernos que han adoptado las matanzas, cada año, pierden más plata (en insumos y personal)  y matan más y más animales. ¡Ninguna economía aguanta!

Los gatitos enfermos o sanos sin esterilizar, sin desparasitar, sin vacunar son un riesgo para otros animales y para nosotros.  El mantener sus controles de salud es clave y esterilizarlos vital.  En Europa los gatitos son esterilizados desde los 4 meses y, en Chile, desde los 6 meses.  La cirugía de esterilización en machos y hembras evita enfermedades de transmisión sexual, los gatos se vuelven  más hogareños y no andan detrás de gatas en celo lo que a su vez evita enfermedades transmitidas por saliva (por las peleas).  Los cánceres en los sistemas reproductivos también se ven disminuidos.  Los gatos marcan territorio y orinan todo a su paso para que la gata en celo los sienta, los reconozca. ¿Problema? Los hogares de los dueños de esos gatos y, hasta sus vecinos, viven orinados.  Todo se evita con la castración. Por último, esterilizando, podemos tener la cantidad de animales que podemos mantener, otra arista válida si hablamos de tener mascotas.

La esterilización debe ser realizada siempre por un médico veterinario titulado y, dependiendo de la técnica empleada, hay cuidados postoperatorios a seguir algunos más complejos que otros.

Por último, quienes queremos ver animales felices y no sobreviviendo en la calle, quienes sentimos que esos seres son especiales, que nos regalan cariño, alegría, compañía y que dependen de nosotros para vivir felices, tenemos la esperanza de que cada día haya menos gatos abandonados y que los dueños mejoren, aprendan y se informen.