Menú

Jugar, Correr, Saltar: Entretención y Ejercicio con tu Mascota

Escrito el 29 de Dic de 2014
Categorías: Comunidades,Perruneando. 1 comentario.

El deporte es salud y es totalmente necesario para nuestros compañeros.  Por lo general, nuestros perros no practican bastante actividad física.  Esta falta de acción es una de las causas principales de sus problemas psicológicos y, muy a menudo, es el motivo de su agresividad, de su desobediencia, de su sinrazón… Entonces, ¿y si intentamos que nuestro perro se mantenga en equilibrio? Escojamos un deporte que le convenga y le restituya.

Jugar, correr, saltar, tirar, nada, perseguir, son, en resumen, las hazañas deportivas posibles de nuestro perro.  Alrededor de estos verbos, es suficiente con inventar mil actividades complementarias de aquellas que ya existen.

Jugar con Variedad

El perro juega de forma natural e instintiva; descubre su pelota o juguete preferido y va a buscarlos cuando lo tiramos lejos, al fondo del jardín.  Hay juguetes que nos ayudan y que suenan cuando nuestro perro lo presiona con el hocico.  Esto, generalmente provoca más interés en el perro y vuelve a presionar soltando y presionando, cada sonido provoca entretención, ya que da la sensación de que el juguete está “vivo”. Pero mucho se aburren de hacer siempre lo mismo.  Se recomienda ir administrando los juguetes por tiempo y días y los juegos con el perro y tú también.  Por esto, debemos tener un poco más de imaginación.  Escondernos detrás de un árbol y desde ahí lanzar la pelota a un lugar inesperado por él, hacer falsos lanzamientos o paradas súbitas o, cuando estén varios integrantes de la familia y amigos, que todos se escondan en matorrales, detrás de troncos, de autos, y de ahí que uno por uno vaya llamándolo… así nuestro amigo irá reconociendo la voz y buscando dónde está cada persona!  Cuando estés con poco tiempo, sólo un paseo corto y en casa jueguen con sus juguetes, escondiéndolos detrás de ti, haciéndolos sonar ocultos entre sus cama o detrás de un mueble, la idea es que siempre haya sorpresa, que lo pueda atrapar no con tanta facilidad y luego buscar una pelota y cambiar el juego.  Con la pelota, tirarla, esconderla en tu mano haciéndola sonar o haciéndola dar botes en el piso hasta que tu perro la atrape.  Hay pelotas no tóxicas, que suenan al ser presionadas y que dan rebotes inesperados.  Esas son ideales ya que, generalmente, tu partes jugando y el perrito sigue solo ya que la pelota o suena o rebota inesperadamente o al perro le gusta morderla varias veces suave dentro de su hocico. Con unos 20 minutos o tal vez menos, tu amigo estará más relajado, feliz y con ganas de acompañarte ya en sintonía de tranquilidad.

Correr sin desfallecer

Quizás no somos adeptos a correr, sin embargo, podemos trotar o correr con nuestro perro siempre y cuando haya tenido una revisión veterinaria que nos garantice que nuestro amigo está en forma óptima para hacerlo.  Si lo forzamos y no hemos hecho un chequeo veterinario podemos agravar alguna lesión antigua o podemos provocar alguna lesión en alguna parte del cuerpo que requiera de cuidado.  Sin embargo, si se hace bien, cumpliendo estas recomendaciones, los perros amarán salir a correr, sentir el viento en sus orejitas y en su cara, sentir olores, ir en compañía de su dueño y amigos, no olvidemos que los caninos son sociales, parte de una manada, y muchas veces, nosotros mismos somos su manada más cercana con quienes divertirse y hacer un buen ejercicio.  También hay perros que disfrutan mucho de trotar al lado de su dueño en bicicleta.  Acá debemos detenernos.  El perro debe aprender muy bien a no cruzarse y a no distraerse, quedándose atrás o deteniéndose súbitamente ya que puede ser peligroso para él pero también para el dueño quien puede sufrir una caída o lastimar al perro si hay tirones bruscos a la traílla.

Nadar, el ejercicio perfecto

A muchos amigos les encanta el agua.  En la playa no se pierden baño, en los ríos o lagunas disfrutan de un buen chapuzón sobre todo cuando hay altas temperaturas.  Hay algunos que tienen piscina en casa y adoran tirarse verdaderos piqueros con juguetes en su hocico, como pelotas, sonajeros, juguetes de cuerdas..   Acá debemos tener siempre cuidado de ducharlo o enjuagarlo después de la piscina o mar ya que el cloro o la sal no son recomendables para la piel y pelo de nuestro querido amigo pudiendo provocar irritaciones en la piel o dañar el pelaje.

Saltar

El salto de obstáculos es un buen me
dio para desarrollar la musculatura.  Podemos inscribirnos en un club de agility (agilidad) donde tendremos la ventaja de recibir consejos y aprender con nuestro compañero a enfrentarse a los distintos obstáculos como vallas, barras, túneles, columpios…  Una excelente forma de ejercer control sobre tu perro y educarlo!  Si no podemos inscribirnos en algún curso de agility por la razón que sea, podemos crear obstáculos simples y motivar a nuestro amigo a que los salte, los esquive, o se interne en ellos, dando siempre, al final del circuito un premio.

Los juegos con otros amigos

Siempre son válidos y para ti es más cómodo ya que el juego con otros perros siempre es beneficioso.  Se recomienda supervisar que no termine el juego en pelea o en más de alguna situación incómoda.  Esto difícilmente sucede cuando son compañeros de juego de tiempo ya que la alegría que produce verse y comenzar a jugar, es superior a todo!  El juego entre perros ayuda a estar en forma, desarrollar musculatura, socializar, diferenciar las mordidas de juego a las mordidas de ataque, estimular la buena comunicación neuronal y el correcto desarrollo del sistema nervioso (en cachorros, sobre todo).

Otra actividad simple y sencilla son los paseos… No olvides que ellos adoran pasear.   Son seres felices jugando, paseando y sólo quieren compartir contigo de estas actividades.  ¡¡¡Tu perro y tú, el mejor equipo!!!

Fuente: Todo Perros y Animal Store

 

 

Deja un comentario !

Tienes que estar registrado para comentar.